Envíos a Galicia 5
Envío gratuito en compras superiores a 140
Envíos en 24/48h
Pago 100% seguro

Vivimos en un mundo ruidoso. Algunos ruidos pueden dañar nuestra audición, provocando pérdida de audición, tinnitus (zumbidos en los oídos) y dificultad para comunicarse, especialmente con ruido de fondo. El daño auditivo permanente inducido por el ruido es incurable. Si no puede reducir su exposición al ruido bajando el volumen, alejándose del sonido o limitando el tiempo que está expuesto, la protección auditiva es la única opción. Pero la protección auditiva viene en tantos estilos, materiales, colores y tamaños, ¿cómo puedes saber cuál es el mejor?

¿Cuánta reducción de ruido necesitas?

Obviamente, la primera consideración al elegir un protector auditivo es si bloqueará el ruido suficiente para reducir su exposición a un nivel seguro. La buena noticia es que la mayoría de las exposiciones al ruido industrial son inferiores a 95 dBA, lo que significa que la mayoría de los trabajadores no requieren más de aproximadamente 10 dB de reducción de ruido para cumplir con el límite de exposición recomendado
Los entornos más ruidosos exigen niveles más altos de reducción de ruido, pero tenga cuidado con reducir demasiado el sonido. Así como muy poca luz puede hacer que sea tan difícil ver como demasiada luz, muy poco sonido puede hacer que se sienta aislado y menos consciente de su entorno. La sobreprotección puede ser contraproducente, ya que puede sentir la necesidad de quitarse el protector auditivo para escuchar a alguien hablar o escuchar su equipo. Intente reducir el ruido lo suficiente para reducir su exposición a 75-85 dBA.
La clasificación de reducción de ruido en el empaque del protector auditivo representa la cantidad de ruido que el protector auditivo bloqueó cuando se probó en un laboratorio, pero los trabajadores generalmente obtienen mucha menos reducción de ruido en el trabajo. La mejor manera de saber cuánta reducción de ruido obtiene de un protector auditivo es mediante una prueba de ajuste. Si la prueba de ajuste no está disponible en su lugar de trabajo, puede verificar el ajuste de los tapones para los oídos contando en voz alta mientras coloca y desabrocha lentamente las manos sobre los oídos; si tiene un buen ajuste, su voz debe sonar más o menos igual que cuando ahueca y destapa sus oídos.
Si está expuesto a niveles de ruido de 100 dBA o más (como motosierras o martillos neumáticos) o si está expuesto a sonidos impulsivos (como pistolas de clavos o ruido de armas), debe usar protección auditiva doble (orejeras sobre tapones para los oídos).

Piensa en el lugar de trabajo y las tareas laborales

Las características del lugar de trabajo más allá de los niveles de ruido también deben tenerse en cuenta al elegir el protector auditivo adecuado. Por ejemplo, ¿tienes que usar otro equipo de protección personal (EPI) a la altura de la cabeza, como protección para los ojos, casco o respirador? La protección para los ojos (e incluso algunos anteojos) puede interferir con el sello de una orejera alrededor de la oreja, permitiendo que el sonido se filtre hacia el oído. Las orejeras pueden interferir con el ajuste de cascos; algunas orejeras tienen una diadema de “perfil bajo” o están diseñadas para montarse directamente en un casco, lo que elimina este problema. Asegúrese de que su protección auditiva sea compatible con otros equipos de seguridad que utilice en el trabajo.
Considera también si el ruido en el trabajo es continuo o si se detiene y comienza en varios momentos durante el día. ¿Permaneces en el mismo lugar la mayor parte de la jornada laboral o cambias de un área a otra? Las orejeras son más fáciles de quitar y reemplazar que los tapones para los oídos, por lo que pueden ser la mejor opción para exposiciones intermitentes al ruido. Si las orejeras no son una opción debido a otros problemas (por ejemplo, compatibilidad con otros PPE), los tapones para los oídos preformados pueden ser más fáciles de quitar y reemplazar que los tapones de espuma. Los protectores auditivos dependientes del nivel o de restauración del sonido también pueden ser útiles para exposiciones intermitentes; Estos tipos de protección auditiva permiten que el sonido pase cuando los niveles de ruido de fondo son bajos y se vuelven protectores cuando aumentan los niveles de ruido.
Si se ensucian las manos con frecuencia en el trabajo, evita usar tapones de espuma para los oídos que deben enrollarse con los dedos antes de la inserción, a menos que haya instalaciones para lavarse las manos fácilmente y se disponga del tiempo para lavarse cada vez que necesite insertar los tapones para los oídos. ¿Trabajas en un espacio reducido? Es posible que las orejeras no sean compatibles cuando se trabaja en un área confinada. ¿Hace mucho calor o mucho frío? Las orejeras pueden resultar incómodas en ambientes calurosos; las almohadillas de las orejeras pueden volverse ineficaces en ambientes muy fríos.
Finalmente, es importante pensar en la frecuencia con la que necesita escuchar el habla mientras se usa protección auditiva. Si la comunicación hablada es común, o si el sonido de alta fidelidad es importante por otras razones (p. Ej., Músicos), los protectores auditivos de atenuación plana pueden ser útiles. Los auriculares de comunicación especiales también pueden mejorar la comunicación por voz en entornos muy ruidosos.

Decidir qué es lo más cómodo y conveniente

La protección auditiva solo funciona si se utiliza de manera constante y correcta cada vez que se expone a ruidos peligrosos, así que es importante elegir un protector que sea cómodo y conveniente.
Muchas personas encuentran que los tapones para los oídos son más cómodos que las orejeras, especialmente cuando se utilizan durante períodos prolongados o en ambientes calurosos. Los tapones para los oídos son livianos, fáciles de almacenar y convenientes para tener a mano para exposiciones inesperadas. Sin embargo, puede ser más difícil aprender a ajustar correctamente los tapones para los oídos. Algunos tapones para los oídos vienen en diferentes tamaños, por lo que es posible que necesite ayuda para determinar cuál es el correcto para usted. Si los conductos auditivos son muy estrechos o con muchas curvas, puede ser difícil encontrar un tapón para los oídos que se ajuste. Los tapones para los oídos suelen ser económicos, pero deben cambiarse con frecuencia; algunos tapones para los oídos están diseñados para usarse una sola vez y luego desecharse.
Las orejeras, por otro lado, son generalmente dispositivos de un tamaño. A muchas personas les resulta más fácil ajustarlos de forma adecuada y coherente. Las orejeras son más fáciles de quitar y reemplazar rápidamente, por lo que pueden ser preferibles para un uso intermitente. Son más voluminosos que los tapones para los oídos y pueden resultar incómodos en lugares cálidos o espacios reducidos. Son más caros, pero más duraderos y duran más que los tapones para los oídos.

La salud auditiva depende de saber cómo proteger su audición y cómo seleccionar la forma correcta de protección auditiva, si necesitas ayuda no dudes en contactarnos para ello, mientras, puedes ver nuestro amplio catálogo de auriculares o tapones.

Deja una respuesta

Quizás te interese...

Nos ayudará a ofrecerte la mejor experiencia posible.

Contacta con mayper

Ponte en contacto con nosotros a través de nuestro formulario de contacto.

Comenta en google

Ponte en contacto con nosotros a través de nuestro formulario de contacto.

Llámanos por teléfono

981 509 826. Lláma por teléfono a nuestro servicio de atención al cliente

Envío gratuito en compras superiores a 140€

Gratis en pedidos superiores a 140 €
Entrega a domicilio – España – Península: 10 €
Entrega a domicilio – Galicia: 5 €

Entrega estándar: 2-3 días laborables

El plazo de entrega dentro de la península es de 24 a 72h para los artículos disponibles en stock, a partir de la fecha de cobro del importe del pedido. Más información

Se puede reservar

Todavía no tenemos estos productos en nuestro almacén pero puedes comprarlo y reservarlo.
Te mantendremos informado del estado de tu pedido en todo momento.

Plazo de devolución 15 días

Si no estás conforme con tu compra, puedes devolverla y recibir tu reembolso en un plazo de 15 días posteriores a la recepción del producto, para ello ponte en contacto con nosotros.

Los artículos han de devolverse dentro del periodo mencionado y deben estar intactos y completos. No deben haber sido utilizados (ni lavados ni puestos) y deben encontrarse en su embalaje original y en perfecto estado. Más información.

En mayper hace tiempo que nos encontramos ante la preocupación de apostar por un consumo cada vez más responsable y en él, el factor cercanía juega un papel fundamental.

Por otro, la situación vivida este año nos ha hecho plantearnos seriamente el consumo necesario en la industria nacional y, en la medida de lo posible, el comercio de cercanía, cuando lo hemos visto realmente afectado, como consecuencia de la crisis sanitaria que atravesamos. Apostar por el producto nacional es ahora casi imprescindible a la hora de consumir y parece que, por suerte, nos estamos dando cuenta de ello.

Es por todo ello que una gran parte del catálogo de Mayper es de fabricación nacional, mejorando y apostando, con ello, por la sostenibilidad en todos sus ámbitos (social, económica y medioambiental).